Ucrania releva al comandante de la defensa de Járkov tras el rápido avance ruso | Internacional

Las tropas rusas iniciaron el pasado viernes una ofensiva relámpago al norte de Járkov, en el este de Ucrania, que de momento se ha saldado con la conquista de siete aldeas. El invasor amenaza con proseguir su avance hacia la segunda mayor ciudad ucrania y el alto mando del Ejército de Tierra ha relevado al comandante al frente de la defensa de la provincia. Los medios ucranios RBC y Liga Net avanzaron que el general de brigada Mijaílo Drapatii sustituyó el 11 de mayo en el cargo al también general de brigada Yuri Galushkin.

No ha habido comunicación oficial sobre los motivos del relevo de Galushkin, que tan solo llevaba un mes en la posición de jefe del Grupo Operacional y Táctico de Járkov. Drapatii es uno de los oficiales más cercanos al nuevo comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Ucranias, Oleksander Sirski. Este escribió el domingo en las redes sociales unas palabras que ahora se han interpretado como un aviso del cambio que se produjo el 11 de mayo: “Para reforzar las defensas se implementarán rápido todas las medidas y decisiones necesarias, incluidas las de personal”.

Andri Yusov, portavoz de los servicios de inteligencia del Ministerio de Defensa ucranio (GUR), aseguró este fin de semana que la ofensiva rusa en este sector se esperaba desde hacía tiempo y que las Fuerzas Armadas están preparadas para contener al enemigo. Desde principios de mayo se sucedían las alarmas por parte de la cúpula militar ucrania sobre un inminente ataque desde la provincia rusa de Bélgorod. Pero lo cierto es que en las últimas 48 horas se han producido también críticas desde el mismo ejército sobre la falta de fortificaciones en la frontera para detener al invasor.

Una de las voces más destacadas que han cargado contra la posible falta de preparación ha sido la de Denis Yaroslavskii, comandante de una compañía de reconocimiento del Ejército de Tierra. “Los combates urbanos en Vovchansk han empezado, la ciudad está rodeada, voy a decir esto por si morimos y nadie sabe la verdad del porqué de todo esto”, escribió el domingo Yaroslavskii en las redes sociales. “Durante dos años [los que ha durado la invasión rusa] se supone que deberían haberse levantado fortificaciones de hormigón de por lo menos tres niveles en la frontera, y no fue así. Y ni siquiera había minas”, explicaba este oficial, y concluía que “o bien se trata de un robo [de fondos para construir las defensas] o de un sabotaje deliberado”.

Vovchansk es el principal municipio en este sector de la frontera entre la provincia ucrania de Járkov y la rusa de Bélgorod. Para Rusia sería una captura relevante porque en su zona urbana podrían concentrarse con más seguridad sus tropas de asalto en dirección al sur. Járkov se sitúa a 25 kilómetros del nuevo territorio conquistado por el ejército ruso. El GUR estima que Moscú ha destinado a esta ofensiva 40.000 soldados, todavía insuficiente para intentar un asedio a una gran metrópolis como Járkov. Las Fuerzas Armadas de Kiev descartan por el momento una ofensiva a gran escala en este sector, para la que sería necesaria contar con por lo menos 100.000 soldados, según señaló el 8 de mayo en la televisión Espreso el coronel ucranio Petro Chernik.

Refuerzos de Kiev

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Analistas como el estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra han valorado que este nuevo frente abierto por Rusia busca sobre todo forzar que Kiev destine allí refuerzos, debilitando sus defensas en otros sectores de la guerra. El alto mando del Ejército de Tierra ucranio ha precisado que el enemigo persigue sobre todo debilitar a sus fuerzas en la provincia de Donetsk.

El Ministerio de Defensa ucranio confirmó el viernes que unidades militares en la reserva serían destinadas a la defensa en el norte de Járkov. Batallones de brigadas hasta ahora combatiendo en la batalla de Chasiv Yar, en Donetsk, también han sido transferidos al nuevo frente. Rybar, grupo ruso de análisis del conflicto, destacaba el domingo que las Fuerzas Armadas “han recuperado la compostura y están intentando levantar defensas”. Ucrania inició a finales de 2023 un ambicioso plan de levantar nuevas líneas de fortificaciones y trincheras a lo largo del frente para contener la superioridad del invasor. Estas también se construyeron en el territorio de Járkov limítrofe con Bélgorod.

El gobernador de la provincia de Járkov, Oleg Sinegubov, ha explicado este lunes que la estrategia rusa es ampliar al máximo la zona gris, como se llama en una guerra al área que no controla ninguno de los contendientes, mediante asaltos con unidades rápidas de infantería, fuego de artillería y ataques de la aviación constantes.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *