Por qué la NBA vive una de sus temporadas más anotadoras de la historia, en gráficos | Baloncesto | Deportes

La NBA está viviendo en las últimas temporadas un fenómeno anotador, acrecentado especialmente durante el actual campeonato, con números sobresalientes como el del esloveno Luka Dončić, con 73 puntos en un solo partido y actualmente con 33,8 por encuentro de media; así como Giannis Antetokounmpo o Shai Gilgeous-Alexander, con 30,7 y 30,4 respectivamente, los tres mejores anotadores este curso y los únicos por encima de la barrera de los 30. Más allá de los jugadores, los equipos, en su conjunto también anotan más y tienen más eficacia de cara al tablero.

El año en el que se fundó la NBA (1949-50), los equipos de la liga estadounidense lograban 80 puntos por partido. Actualmente, las franquicias promedian 114,5, casi lo mismo que la temporada pasada (114,7), lo que suponen las mayores anotaciones promedio de los últimos 50 años. No sucedía algo así desde la década de 1960, cuando nombres como Wilt Chamberlain, Elgin Baylor u Oscar Robertson eran sinónimo de ese incremento masivo con medias que superaban los 117 puntos por partido.

La temporada 2022-23 fue la más anotadora de la historia, con 282.127 puntos en 1.230 partidos. Echando la vista atrás, de los 561 partidos que se registraron en la temporada 1949-50, hubo 89.806 puntos. La NBA ha ampliado durante toda su historia el calendario para incluir más equipos y partidos. Hasta la temporada 1967-68 no se superaron los 100.000 puntos. Los 200.000 puntos se quedaron atrás en la 1980-81, y, desde entonces, solo en los cierres patronales de 1998 y 2011 la puntuación final estuvo por debajo de esa cifra simbólica.

Los nombres clave de la anotación

Esta temporada está viviendo grandes actuaciones individuales que se han colado entre las mejores. Tanto es así que un 6% de las 100 máximas anotaciones se encuentran tan solo desde el comienzo de esta temporada: dos por encima de los 70, y cuatro de 60 o más.

Las grandes noches mágicas individuales de esta temporada, con más de 70 puntos, las han firmado, por el momento, Luka Dončić y Joel Embiid. El esloveno, el 26 de enero, cuando anotó 73 puntos, y se coló entre los tres máximos anotadores en un solo partido. La otra, con 70, Embiid —ahora lesionado— el 22 de enero.

Al extrapolar estas cifras a las 100 mejores actuaciones individuales de la historia, se comprueba que existe un fenómeno anotador en los últimos años. Desde el año 2020 son muchos los jugadores que figuran entre los mejores, como Karl-Anthony Towns, Damian Lillard o Donovan Mitchell. La liga estadounidense no vivía un tramo de cinco años tan anotadores (contando desde 2020 y a falta de acabarse el lustro hasta 2025) desde 1960-1965, con Wilt Chamberlain como figura indiscutible. Estas dos épocas son las más sobresalientes tanto en anotación colectiva como individual.

La cantidad y calidad de los triples, claves en este fenómeno

Desde que la NBA estableció los triples en la temporada 1979-80, los equipos han variado sus estrategias para usarlos cada vez más. La actual campaña es la segunda en la que más triples se han intentado, 35 por encuentro, solo detrás de los 35,2 del curso 2021-22. Es, además, la tercera más prolífica de la historia en porcentaje de acierto, ya que los equipos encestan el 36,5%. Semejante apuesta por los triples tiene su repercusión directa en los tiros libres, apartado en el que el récord de intentos son los 38,3 de la temporada 1957-58 frente al actual 21,9. Es decir, se intentan casi la mitad que entonces, aunque los porcentajes son similares: un 78,3% hoy frente a un 74,6% de entonces.

En cuanto a los tiros de dos puntos, estos disminuyeron cuando se creó la línea de tres, pero desde entonces, hace más de 40 años, los intentos son más o menos estables. En la temporada actual, se lanzan 89 de media.

Con el final de la competición a la vuelta de la esquina, las cifras de producción ofensiva colectiva continúan entre las más altas, con la mirada puesta en alguno de los principales magos de la anotación que este año ya han mostrado su poderío en ataque al colocarse entre los mejores de la historia.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *