Dina Boluarte: La policía registra la casa de la presidenta de Perú por su colección de relojes de lujo | Internacional

La historia dirá que alguna vez en un Viernes Santo la casa de la primera presidenta del Perú fue rota a combazos [golpes] por sucumbir supuestamente al pecado de la avaricia. La cuadra 3 de la calle Los Halcones, en el distrito limeño de Surquillo, contrastó con un país dividido entre la juerga y la reflexión de los feriados por Semana Santa. Un grupo de fiscales y agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) irrumpieron en el hogar de la mandataria Dina Boluarte casi al borde de la medianoche del viernes con una orden de allanamiento por las investigaciones que se le siguen en torno a una colección de 15 relojes de lujo —entre ellos, un Rolex valorado en 19.000 dólares— que no ha consignado en su declaración de bienes ni ha justificado debidamente. La jefa de Estado no se encontraba en el inmueble, por lo que la policía forzó la entrada.

Poco después de finalizado el operativo en el domicilio de Boluarte, se presentaron agentes de la Fiscalía y de la Diviac en el Palacio de Gobierno para continuar con las diligencias, informó Europa Press. “Personal de Palacio de Gobierno brindó todas las facilidades para la diligencia solicitada por la Fiscalía de la Nación, la misma que se desarrolló con normalidad y sin ninguna incidencia”, publicó la Presidencia en X, antes Twitter.

“Primera vez en la historia del Perú que la vivienda de un presidente en funciones ha sido allanada”, comentó el abogado constitucionalista Aníbal Quiroga, dando cuenta de la gravedad del asunto. Después de una explicación al paso, donde aseguró “todo lo que tenía era fruto de su esfuerzo y trabajo”, Boluarte sostuvo que tenía plena predisposición de “decir la verdad” ante el ministerio público. Sin embargo, en la práctica, incumplió su promesa: el miércoles se negó a recibir a una comitiva de la Fiscalía para exhibir sus relojes de alta gama, alegando que tenía una “recargada agenda” y que declararía sobre sus objetos de lujo a partir del 12 de abril.

Diversos analistas sostienen que las inasistencias de la presidenta son una forma de obstrucción a la justicia. El fiscal de la Nación, Juan Carlos Villena, ha sido enfático al respecto, calificándolo de un “claro indicador de rebeldía que no hace más que retardar el resultado de la investigación”. Supuestamente, la abogada y política tenía dos compromisos protocolares: la inspección de una obra en Cajamarca y una entrega de títulos en la región de La Libertad. No obstante, no asistió a ninguno de los dos eventos.

La ausencia de Dina Boluarte en la última semana ha sido notoria. Según el semanario Hildebrandt en sus Trece, una versión que recorre Palacio es que los asesores de la mandataria “se han enfrascado en una infructuosa búsqueda de imitaciones de la marca Rolex para hacerle creer a la Fiscalía que usa relojes bamba y no modelos originales”. Si bien el Rolex que más ha llamado la atención es un modelo Datejust 36, de acero con oro rosado de 18 quilates e incrustaciones de diamantes, se cree que hay otros tres Rolex más en su colección. Once de los 15 relojes han ido apareciendo en la muñeca de Boluarte tras asumir la Presidencia de la República en reemplazo de Pedro Castillo, en diciembre de 2022.

Antes de ingresar al poder, Boluarte no había ostentado signos de riqueza semejantes. Henry Shimabukuro, uno de los financistas de su campaña electoral, ha señalado que ella tenía “una limitación económica bastante grande” y que incluso usaba relojes de plástico. Boluarte trabajó durante una década en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) antes de habitar Palacio, y su sueldo anual no superaba los 15.000 dólares. De allí las sospechas de un presunto delito de enriquecimiento ilícito desde que se convirtió en la funcionaria pública más importante del país.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

A ello se abona que entre agosto de 2016 y agosto de 2022 recibió en sus 11 cuentas bancarias —cuatro de ellas mancomunadas— un total de transferencias por 1,1 millones de soles (297.000 dólares), cuyo origen tampoco ha podido determinarse. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) sospecha que podría tratarse de un presunto delito de lavado de activos. En ese lapso de tiempo, Dina Boluarte presidió el Club Departamental Apurímac, región donde nació.

Pero allí no termina todo. De acuerdo al diario La República, la jefa de Estado ha exhibido entre sus joyas una pulsera dorada Love Pave de la marca francesa Cartier, engastada con 204 diamantes de 2 quilates de peso cada uno, cuyo costo bordea los 55.000 dólares. Durante la madrugada de este sábado, los ministros de Estado llegaron a Palacio para reunirse en una sesión extraordinaria.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *